El “pato rengo”, Cuba y Venezuela

0

El presidente Barack Obama emitió ayer, lunes,  una orden ejecutiva en la que declara la situación en Venezuela como amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses.

Esto implicó la suspensión de visas y la congelación de bienes en territorio estadounidense de siete funcionarios militares y policiales venezolanos. Los funcionarios sancionados son el Comandante de la Región Estratégica de Defensa Integral Central (REDI Central) Antonio Benavides Torres; el Director de la policía política SEBIN Gustavo González López; el Presidente de la Corporación Venezolana de Guayana y ex Comandante de la Guardia Nacional Justo Noguera Pietri;  la Fiscal 20 del Ministerio Público Katherine Haringhton ; el Director de la Policía Nacional Bolivariana Manuel Pérez Urdaneta;  el Comandante de la 31 brigada armada del Ejército Manuel Bernal Martínez y el Inspector General de las Fuerzas Armadas Miguel Vivas Landino.

La Casa Blanca responsabiliza a estos funcionarios de violar los derechos humanos al reprimir las protestas callejeras que dejaron 43 muertes pasado 2014 . A la Fiscal Haringhton le señala haber formulado cargos criminales a líderes de la oposición usando correos electrónicos fraudulentos.

Una vez más, el Presidente Barack Obama, que ya ha sido catalogado de pato rengo, vuelve a favorecer a un gobierno que se define contrario a Washington.

En enero de este año, el Presidente de los Estado Unidos anuncia su plan de normalizar las relaciones diplomáticas y comerciales con Cuba. País caribeño gobernado por una cruda dictadura comunista hace más de 55 años, donde, por ejemplo, el salario promedio  mensual es de US$20.

La dictadura cubana no ha logrado en medio siglo crear un modelo económicamente sustentable. Sin la URSS y con una Venezuela muy devaluada necesita una inyección de capital que le permita mejorar la infraestructura y poner a caminar un mercado local destrozado que no genera trabajo.

La disidencia cubana, en el país y en el exterior, teme que se migre del régimen actual a un régimen similar al de China. Es decir, dictadura comunista con mercado capitalista.  Y no ven que esto sea tenido en cuenta por la Casa Blanca a la hora de abrir las relaciones comerciales con Cuba.

El segundo régimen latinoamericano más agresivo con el gobierno de los Estados Unidos es el venezolano. Recordemos que el ex presidente Hugo Chávez se refería a su homólogo estadounidense George Bush como “el diablo”. Nicolás Maduro siguió con esa política de tildar de “imperio del mal” a este país y justificar así el fortalecimiento de sus relaciones con Irán por ejemplo.

Hoy con el precio del petróleo por la mitad, el gobierno chavista de Venezuela, tampoco tiene un modelo económico sustentable, hoy la gente no tiene acceso a los productos básicos y al igual que en Cuba, a la Libertad de expresión.

En ese marco, luego de ser varias veces acusado de ser el culpable de todos los males del planeta,  el Presidente Barack Obama, una vez más, como con Cuba, quizás ingenuamente, ayuda a un gobierno extranjero que lo denigra. Un gobierno que ha matado decenas de jóvenes por manifestarse pacíficamente tiene ahora a un enemigo afuera. Como la Argentina en el 82, o Cuba con el “Bloqueo” Obama hoy es la excusa de todo lo malo que pasa en Venezuela.

Felipe Caorsi

Director de programas para Uruguay de la Fundación HACER. Corresponsal de RadioTV Miami Internacional.

Share.

Comments are closed.