Argentina: cuenta regresiva para negociar deuda con fondos especulativos

0

La expectativa crece en Argentina a medida que se acerca fin de año y la cuenta regresiva para negociar con los fondos especulativos, en busca de terminar el litigio por bonos impagos que en 2014 dejó a la tercera economía de América Latina en default parcial.

Pero un acuerdo con los fondos que Argentina califica de “buitres” porque compraron deuda en default a precio de remate para litigar y cobrar el 100%, no se alcanzará rápidamente, advirtieron analistas a la AFP.

“Ahora está por comenzar una negociación y vamos a ver fuegos artificiales por todas partes”, vaticinó Pablo Tigani, académico en Política Económica y presidente de la consultora Hacer.

Argentina recurrió en los últimos meses a ganar algo de divisas a través de vías inusuales -canjes de bonos o swap cambiarios (compras a futuro) con China, por ejemplo- que hacen que despida el 2014 con cierta tranquilidad.

“Lograron que la situación económica, que no está bien tampoco se descontrolara y eso ha dado la sensación de que las cosas no van tan mal como para estallar”, dijo Juan Pablo Ronderos de la consultora abeceb.com.

Esta situación ha permitido que nuevamente Buenos Aires renueve este fin de año su postura más dura frente a los fondos especulativos. El sábado pasado la presidneta Cristina Kirchner dijo que “no van a aceptar extorsiones”.

“En algún momento del primer semestre se van a sentar a negociar y eso no significa que la negociación sea corta ni que tenga un logro rápido”, advirtió Ronderos.

En enero vence una claúsula de reestructuración de la deuda que, según argumenta Argentina, le mantiene las manos atadas para cerrar definitivamente el capítulo del traumático ‘default’ declarado en 2001.

Esa claúsula, denominada RUFO, la obliga hasta entonces a equiparar a todos los acreedores en cualquier oferta que realice a quienes no entraron en los canjes de deuda con quitas realizados en 2005 y 2010, lo que hubiese tenido consecuencias multimillonarias.

– Un 2015 de tire y afloje –

Hasta hace tres meses existía cierta unanimidad entre los analistas de que en enero Argentina viviría el capítulo final de su litigio en Estados Unidos contra los fondos en el último año de mandato de Kirchner.

Las perspetivas en la economía, según abeceb.com, contemplan una caída del 0,8% en el PBI, una inflación del 31%, un tipo de cambio oficial superior a los 8,56 pesos de la actualidad y un déficit fiscal de 5,3% del PBI.

“Si bien es difícil saber qué es lo que va a ocurrir con la pelea de los fondos buitres, seguramente no será una situación que se disipe en los primeros días de enero”, explicó Juan Germano, director de la consultora Isonomia.

Según Germano, “probablemente el tema estará en agenda pública durante buena parte del primer trimestre del año”.

“Argentina quiere arreglar y (Kirchner) lo va arreglar antes de entregar el poder”, señaló Tigani, pero estima que ahora son los fondos los interesados en alargar esta negociación.

Argentina tendrá elecciones presidenciales en octubre próximo, en las que los precandidatos que pican en punta -un aliado de Kirchner y dos opositores pero los tres de centroderecha- han dado señales de que en un eventual gobierno “podrían ser más flexibles, más fáciles” para negociar, según Tigani.

– Un arreglo más –

El juez Griesa declaró en septiembre a Argentina en “desacato” por dar “pasos ilegales” para eludir la sentencia en su contra en el juicio contra los fondos especulativos NML Capital y Aurelius por bonos impagos desde 2011, que deben recibir 1.330 millones de dólares.

Griesa mantiene bloqueado en el Bank of New York (BoNY) un depósito de 539 millones de dólares que efectuó Argentina para tenedores de bonos reestructurados bajo legislación estadounidense.

Esta situación llevó a Argentina a un default parcial sobre su deuda el pasado 30 de julio, que el gobierno de Kirchner ha intentado evitar al modificar por ley la sede de pago de esos títulos para llevarla a Buenos Aires u otro lugar.

Los analistas sostienen que existen condiciones de pactar un arreglo con los fondos al estilo de lo acordado con otros acreedores internacionales.

“Argentina a pesar de sostener un discurso determinado, ha normalizado deudas pendientes por más de 16.000 millones de dólares con el CIADI, el Club de París y Repsol, antes de atascarse con el fallo del juez Griesa”, recordó Germano.

Según Ronderos, un “acuerdo con los ‘holdouts’ (los inversores que no se plegaron a canjes de deuda en 2005 y 2010) al estilo Repsol, sería la solución más viable”, dijo.

En mayo, Buenos Aires entregó bonos por más de 5.000 millones de dólares al grupo español para indemnizarlo por la nacionalización de la petrolera YPF en 2012.

The Republicano
The Republicano es un medio online que abarca la problematica economica, politica y social de America.
Share.

Comments are closed.